Cuatro señales que tu cuerpo te envía cuando consumes demasiada SAL!

La alimentación influye directamente en nuestra calidad de vida, necesitamos ingerir alimentos saludables y ricos en nutrientes para mantener sano el organismo y prevenir enfermedades. Si no cuidamos esto, los sistemas del cuerpo no funcionan de manera adecuada, lo que lleva a diversas complicaciones que necesitamos tratar.

También sabemos que muchos alimentos aunque son saludables, deben evitarse en exceso. Nada en exceso es bueno; la sal es un alimento en particular rico en ciertos nutrientes necesarios para poder vivir. Pero se compone de sodio, un mineral que en cantidades erradas, ocasiona serios problemas en órganos, incluso ayuda a la acumulación de grasas.

Cada vez que consumimos más de lo debido o hacemos algo que resulte perjudicial para el organismo, este nos avisa mediante la aparición de ciertos síntomas. Los cuales normalmente cometemos el error de ignorarlos. Aprender a identificar esta clase de problemas, es lo que hace la diferencia entre sanar rápidamente o no.

Queremos ayudarte a reconocer los principales síntomas que ocasiona el consumo excesivo de sal o en tal caso, el aumento de nivel de sodio. Aprende a identificar este problema, reduce el consumo de sal en tu dieta y mejora tu salud a partir de hoy, toma nota.

Conoce las señales más importantes con respecto al consumo excesivo de sal.

Cuando algún sistema no marcha bien, el organismo manda las señales indicadas que permiten percatarnos de cualquier malestar. Llevar una mala alimentación, no realizar actividades físicas y descuidar la salud, nos puede pasar factura gravemente.

Consumir cualquier alimento en exceso puede provocar malestares diversos, en el caso del sodio estos son los síntomas que vas a notar casi de manera instantánea.

Micción constante: orinar permite eliminar toxinas del organismo mediante líquidos a través de la vejiga.

Cuando lo realizamos en exceso, los riñones trabajan más de lo debido producto de la acumulación de sal. Puedes darte cuenta de este síntoma si vas más de 4 veces al baño sin alivio y se forman cálculos renales.

Problema de memoria: cuando orinas, expulsas gran parte del líquido de tu organismo. Realizar ese proceso con demasiada frecuencia, puede terminar por deshidratarte. Eso afecta el área cognitiva del cerebro.

Tienes sed: la sal reseca el organismo, el cerebro requiere nivelar el exceso de sodio consumiendo agua. El problema radica en que eso da muchas más ganas de orinar.

Dolores de cabeza: muchos estudios han demostrado que bastan 3500 mg de sodio para que ocurra una inflamación en la cabeza, las venas tienden a marcarse ante el exceso de sodio y el malestar es difícil de aguantar.

Recuerda siempre estar atento a cualquiera de esas señales, y comparte en tus redes sociales para prevenir a otras personas.