¿Eres adicto a tu celular? Así es como la luz está afectando tu cerebro.

Vivimos en la actualidad, una época en la que la tecnología es parte importante de nuestra vida cotidiana. Esta cada vez evoluciona más rápido y tenemos acceso a la misma desde muy temprana edad.

De hecho es común observar cómo niños pequeños les enseñan a sus padres a utilizar laptops y teléfonos inteligentes.

Es usada para trabajar, estudiar o estar en ratos de ocio. La tecnología nos permite estar conectados con el mundo, buscar información, compartir en redes sociales, realizar compras, ventas, trabajos, hacer amigos.

Hay una cantidad innumerable de usos que le damos al internet a través de las nuevas tecnologías, por lo que ya forma parte de nuestra vida cotidiana.

Y no se va a detener pronto, diariamente hay nuevas tecnologías que superan a las que poseemos actualmente. Por lo que muchas personas no tardan en adquirirlas y aprovecharlas en su totalidad.

Sin embargo, no todo puede resultar tan positivo en el uso de estas, especialmente el uso del teléfono móvil.

Los teléfonos inteligentes, además de beneficiarnos enormemente y conectarnos con el resto del mundo, se han vuelto un arma de doble filo ante el uso irresponsable, está ocasionando daños en la salud y quizás no nos damos cuenta. Aquí te explicaremos más lo que ocurre con este aparato.

El uso constante del teléfono celular, es muy peligroso para la vida cotidiana

Son innumerables los casos de personas que han llegado a sufrir alguna clase de accidente, producto de algún teléfono móvil.

Constantemente oímos de accidentes de tránsito por manejar usando el móvil o por no voltear antes de cruzar la calle, lo cierto es que este aparato nos conecta con el mundo virtual y nos hace olvidar el mundo físico.

Es importante destacar, que el teléfono celular no deja de ser un gran invento y avance, es sumamente útil para todos.

Sin embargo, el uso del mismo debe ser auto regulado para prevenir problemas de salud ocasionados por insomnio.

Internamente poseemos una especie de reloj biológico que nos ayuda a determinar cuando el cerebro diferencia entre día y noche, por su puesto durante la noche el cerebro necesita dormir y el cuerpo descansar.

La luz que emite esta clase de dispositivos no logra hacer que el cerebro asocie la noche y duerma como es necesario.

Estudios demuestran que esta es la principal causa de la falta de descanso nocturno, en aquellas personas que poseen equipos similares.

De igual manera se sabe que los adolescentes se ven mucho más afectados por esta práctica negativa al necesitar mayor descanso en comparación a los adultos.

La recomendación que te dejamos es evitar el uso frecuente de estos dispositivos en la noche, establece un horario límite para poder descansar.

El descanso en la mayor oscuridad posible, será más provechoso para tus actividades diarias, por lo que se vuelve completamente imprescindible.

No olvides compartir con tus conocidos, esta importante información

Comenta!